Colchones orgánicos, cuidando el medioambiente y tu salud

Comentarios:

0
 0
colchones orgánicos

Dormir es algo que todos debemos hacer, y para ello un buen descanso es imprescindible. Los colchones son los accesorios que usamos para descansar y dormir por las noches y existen cientos de modelos que podemos elegir. Están los colchones más comunes que son los de goma espuma, los viscoelásticos, los que tienen resortes, los inteligentes y los colchones orgánicos, entre los que más se destacan. Justamente son de estos últimos de los que hablaremos en este artículo, de sus principales características, cualidades y beneficios. Desde hace unos años en todo el mundo existe una corriente ecológica, de cuidar tanto el medioambiente como también nuestra salud y alimentación con alimentos y materiales naturales. Para esto los colchones orgánicos son los más indicados, ya que además de brindarnos comodidad y un buen descanso están hechos con materiales naturales sin contaminantes. Estos colchones se hacen de la sabia del árbol de caucho o hule, el mismo material con el que se hacen los guantes domésticos y quirúrgicos, los globos y los preservativos, entre otros. Los colchones orgánicos o de espuma de látex natural se ajustan al contorno de nuestro cuerpo dándonos un apoyo ortopédico ideal, evitando puntos de presión.

Esto hace que podamos descansar mejor y dormir más profundamente, mejorando la circulación de la sangre, haciendo que los músculos se oxigenen mejor y más rápido, lo cual hace que tengamos un descanso reparador. Los colchones orgánicos se llaman así porque además de ser 100% látex natural y fibras vegetales, y no poseen productos tóxicos, sintéticos o derivados del petróleo. Además estos colchones presentan una serie de ventajas comparados con los otros, por ejemplo son anti-ácaros e hipoalergénicos, haciendo que las personas alérgicas no la sufran, lo mismo que el asma en los bebés y la genta de edad avanzada. Asimismo tanto las pulgas como las chinches no sobreviven en estos colchones y son anti-microbianos haciendo que tanto las bacterias como los hongos y el moho no crezca. Los colchones orgánicos también evitan la aparición de llagas de cúbito y los dolores de espalda. Además gracias a su núcleo de espuma de látex permite una circulación de aire haciendo que la humedad de la transpiración se elimine naturalmente, manteniendo tu cuerpo seco y fresco a la vez. A raíz de esta circulación de aire los colchones orgánicos son tibios en el invierno y frescos en el verano. Algo muy importante en estos colchones es su durabilidad, el promedio de vida útil son de veinte años aproximadamente y son indeformables. Pero lo más importante es que son biodegradables, por lo que no contaminan el medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *