toallas

Toallas, infaltables en nuestro hogar

Uno de los elementos más importantes en nuestro día a día son, sin lugar a dudas las toallas, con ellas nos secamos la transpiración en nuestras interminables jornadas deportivas, o las usamos cuando terminamos de bañarnos, entre otras cosas.
Existen diferentes tipos de toallas, están las de microfibra, las de algodón, las de hilo, las grandes, las de mano, etc. Todas ellas poseen características únicas, debido tanto a su tamaño, como a los materiales que se emplearon para su confección.
Una toalla es básicamente una tela absorbente y para esto se la utiliza, para absorber.
Dentro de los usos más comunes de las toallas, decimos que se utilizan para tumbarse y evitar el contacto con la suciedad del piso, y así mantenernos limpios de tierra o polvo.
En las peluquerías, el estilista las emplea para evitar que el cabello cortado quede en el cuello de la persona o en sus alrededores; en ocasiones, la toalla puede servir como ropa o prenda de urgencia.
En países de Asia, las toallas más pequeñas son empleadas como pañuelos, tanto en los hombres como en las mujeres, esto se debe a que son mucho más suaves que las telas convencionales, volviéndolas más cómodas. Como podemos ver, las toallas tienen múltiples utilidades, ¿cuál vamos a darle nosotros?

Tipos de toallas

Como dijimos previamente, encontramos diferentes tipos de toallas, las de baño suelen ser de 75×150 cm, pero también existen modelos más pequeños que se emplean para apoyar los pies cuando salimos de bañarnos y así no resbalarnos.
También tenemos a las ya conocidas toallas de playa, la cual es mucho más grande que el toallón de baño, ésta, como ya suponemos, se utiliza para secarnos luego de ir a la playa.
Muchos se preguntarán ¿Por qué las toallas de playa son más grandes que las de baño?, la respuesta es sencilla, su tamaño es proporcional a la superficie que ocupa una persona al tumbarse.
Algunas mujeres también las emplean para usarlas como “biombos” improvisados a la hora de cambiarse en un lugar público. Siguiendo con los tipos de toallas, encontramos a las de mano, las cuales son de 30×60 cm y, como su nombre lo indica, se emplean para secarse las manos.
Dentro de esta clasificación no podemos dejar afuera a las toallas de papel, ésta es básicamente un pedazo de papel que solo se emplea una vez ya que es del tipo descartable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.