colchas para cunas

Colchas para cunas, ¿Cómo elegir la adecuada?

Las colchas para cunas son un excelente regalo para hacer en un baby shower, en las que las futuras mamás, lo agradecerán, porque estas colchitas tienen múltiples funciones, como para llevarlos al médico, o a pasear en su carrito.
Es importante conocer la medida de la cuna, o del moisés para poder adquirir la medida que se ajusta a esa cunita, de lo contrario puede ser demasiado chica, o demasiado grande, y esa no es la idea si queremos que las usen de inmediato.
Las telas deben ser suaves y muy delicadas porque siempre están en contacto con la piel del bebe, además debemos asegurarnos de que hayan sido confeccionadas con telas anti alérgicas, para que su uso se optimice.
Es muy sencillo comprar las colchas para cunas porque el mercado tiene de todo en este sentido, en colores, en texturas, tipos de telas, pero para elegirlas debemos saber que deben ser muy sencillas de lavar, y secar, para que siempre las tengamos impecables.
En cuanto a las formas, estas pueden ser cuadradas o rectangulares, pero deben caber perfectamente en la cunita del bebe, y si estas son grandes, pueden durar más allá del primer año de tu hijo.

Las tiendas para comprarlas

Las colchas para cunas pueden ser de las del tipo tejidas, las de matelasé, de telas como el piqué, algodón, o también para los días de mucho frío, de tela polar, que es muy abrigada, con lo cual podrás envolver a tu bebe en las noches de frío, cuando lo acunas.
Para acertar en la compra de la colcha para la cuna de tu hijo, no tienes demasiadas complicaciones, porque el mercado pensó en todo, así que si vas a las casas de ventas de productos para el bebe, seguro que encuentras la que más te guste, o en las casas de blanco, en la Web, en las tiendas virtuales encontrarás más de un modelo para elegirlas, mediante las fotos que se muestran.
De todas maneras, tienes que saber que si compras las de muy buena marca estas durarán una eternidad y pasarán de generación en generación siempre impecables, además las tendrás para usar en las camas de los niños cuando crezcan.
En cuanto a los colores, podemos elegir los tonos pastel, o las de colores muy vivos para alegrarles el cuarto, de diseños infantiles, o neutros, con algún aplique sencillo de ositos, o de juguetes, eso es cuestión de gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.