cómo conservar las almohadas de plumas mullidas

Cómo conservar las almohadas de plumas mullidas

Las almohadas de plumas son de las más elegidas por todos, esto se debe a que son cómodas y duraderas, pero si no las conservamos bien, puede estropearse con facilidad. Nosotros tenemos algunos trucos para que conserves tus almohadas de plumas mullidas por mucho tiempo.

Ante todo debes saber que este tipo de almohadas debe lavarse al menos una vez al año, y si no se lavan con cuidado, podemos arruinarlas. Para evitar que se manchen, les aconsejamos que las cubran con fundas lavables, en lo posible que incluyan cierres. Podemos lavarlas en seco en la tintorería, pero una vez en casa debemos ventilarlas antes de volverlas a utilizar. Si decidimos lavarlas en casa, lo que se recomienda es hacerlo de dos en dos eligiendo un ciclo ligero y usando siempre agua tibia como detergente suave. Cuando las estemos secando, debemos separar las plumas que quedaron apelmazadas con nuestros dedos; para que su mullido no se pierda, debemos ponerlas 10 minutos en la secadora a baja temperatura con una pelota de tenis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *