cómo guardar las mantas de invierno

¿Cómo guardar las mantas de invierno?

Cuando dejamos atrás el invierno y nos adentramos en los primeros días de la primavera, es momento de guardar las mantas y acolchados en un sitio libre de polvo y humedad. Nosotros te damos algunos consejos.

Lo primero que debes hacer es limpiar las mantas, ya que si las guardas sucias atraerán insectos, lávalas. Lo mejor en estos casos es guardar las mantas en un armario de madera de cedro, si no te molesta te aconsejamos que las mantengas con algunas bolas de naftalina. Otra opción es comprar contenedores plásticos para guardar la ropa de cama, y así podremos ubicarlos debajo de la cama o en un armario. Si no tenemos contenedores, podemos optar por bolsas plásticas, en muchas de ellas podemos llegar a guardar más de dos mantas. Las bolsas con cierre al vacío son las mejores porque nos evita la entrada de polvo, lo que mantiene la ropa de cama en perfectas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.