cubrecamas patchwork

Los decorativos cubrecamas patchwork

Como es sabido la técnica de patchwork está de moda pero desde hace más de diez años y todavía perdura.
Se trata de cubrecamas, cortinas, tapetes, fundas de almohadas, de almohadones y hasta de sillones realizados con varios cuadrados de tela de distintos motivos, colores y diseños.
Mediante la costura y la unión de varios cuadrados de tela se pueden formar diseños realmente muy coloridos y alegres ideales para cualquier tipo de dormitorio.
Por lo general, los cubrecamas patchwork se ven mejor en los cuartos de niñas o de adolescentes ya que son alegres, juveniles y muy sofisticados.
Lo cierto es que son una muy buena idea para decorar cualquier tipo de dormitorio ya que al presentar tal variedad de colores y diseños será fácil de combinar y no desentonará.
Podemos combinarlos con cortinas coloridas, tapetes y hasta fundas de sillones en variadas tonalidades.
Al presentar tantos colores puede que con el tiempo nos cansemos de este diseño, sin embargo, una muy buena idea podría ser combinarlos con almohadones de color blanco para neutralizar un poco la paleta de colores.
Como así también comprar cortinas blancas o alfombras en colores más bien neutros que combinen con todo.

Los diferentes modelos

La verdad es que en el mercado podemos encontrar infinidad de modelos y diseños de cubrecamas patchwork de distintos colores y tonalidades por eso es que podríamos ubicarlos en dormitorios tanto de niños como así también de niñas.
Si observamos fotografías en revistas de decoración o en sitios de Internet relacionados podremos darnos cuenta de los modelos y diseños que hoy en día están de moda en sus diferentes tamaños y con distintos tipos de tela.
Los precios varían según el tamaño, la tela y la dedicación que presente el trabajo pero en términos generales se trata de un tipo de cubrecamas caro ya que muchas veces es un trabajo artesanal, hecho puramente a mano.
Los cubrecamas patchwork de lana son los que conllevan aún más cantidad de tiempo y dedicación que los de tela, ya que estos últimos solamente se cosen con retazos de tela cuadrados.
Por lo general se adicionan a un cubrecamas de otro tipo de material más grueso y abrigado como de guata, algodón o polar.
Se cose por los cuatro extremos de dichos cubrecamas y quedan totalmente decorados, coloridos y alegres para cualquier tipo de dormitorio en donde se los quiera colocar ya sea sobre una cama o sobre un sofá o sillón grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *