diseños de cubrecamas

Diseños de cubrecamas, eligiendo según tu estilo

Si estamos pensando en comprar un nuevo cubrecamas pero no tenemos bien en claro el estilo o los modelos que elegiremos hay muchos aspectos que debemos tener en cuenta para que nuestra elección sea más fácil y encontremos el cubrecamas indicado.
Como ya sabemos, el mercado nos ofrece infinidad de diseños de cubrecamas diferentes que presentan distintos estilos, texturas, colores, etcétera.
Lo primero que debemos determinar es en dónde irá colocado dicho cubrecamas, es decir, de quién será el dormitorio ya que los diseños de cubrecamas para dormitorios de niños no son ni parecidos a los que se colocan en los dormitorios de los adultos.
También dependerá del sexo de la persona que duerma en dicho ambiente ya que por ejemplo para el caso de una niña pequeña lo mejor será comprar diseños más bien femeninos e infantiles en donde predominen los colores rosa, fucsia, magenta o violeta, con dibujos de sus personajes favoritos de televisión, teatro o cine.
Lo mismo sucede con los niños pequeños que muchas veces son fanáticos de los personajes de dibujos animados de la actualidad y quieren tener todos los objetos y elementos habidos y por haber de ese personaje favorito.
Los colores que predominan en este caso serían el azul, celeste o verde en todas sus tonalidades.

Para las distintas edades

Ahora bien, si estamos buscando diseños de cubrecamas para dormitorios de adolescentes debemos saber que en este caso los modelos son más sobrios aunque claro que también divertidos.
Podemos encontrar cubrecamas con flores, estrellas, círculos de distintos tamaños y colores, guardas de todo tipo, a rayas, cuadriculados, con animal print y los conocidos clásicos que si bien no presentan ningún dibujo en particular sus colores son llamativos y alegres como fucsia, amarillo, naranja, violeta, turquesa, verde manzana, verde esmeralda, rojo, blanco, morado y todas las tonalidades más bien vivas que conozcamos.
Los diseños de cubrecamas para el dormitorio de los adultos casi siempre son los más clásicos y fáciles de combinar ya que de eso se trata de poder combinar dichos cubrecamas con las cortinas, alfombras o tapetes que presenten la misma tonalidad de colores.
De esta manera, estaríamos creando un estilo mucho más personal en el dormitorio según los diseños que más nos gusten.
Algunos son más llamativos, otros más sobrios y fáciles de combinar con almohadones que sí posean diseños más ostentosos.
Lo principal es el gusto de cada uno, el estilo y la decoración que presente el dormitorio en donde vamos a colocar este revestimiento para nuestras camas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.