mantas eléctricas

Mantas eléctricas

Las mantas eléctricas resultan muy convenientes pero no todos saben cómo funcionan, éstas utilizan un cable aislado que permite emitir calefacción cuando está conectado. Podemos controlar la temperatura mediante un pequeño  controlador ubicado entre la manta y el enchufe eléctrico; los nuevos modelos funcionan con un bajo voltaje, solo 24 voltios y a su vez cuentan con un mecanismo de apagado para evitar que la manta se recaliente o incendie.

Dentro de las ventajas de las mantas eléctricas enumeramos su bajo voltaje y eso repercute en los costos, a su vez muchos modelos son programables para que permanezcan encendidas a una cierta temperatura durante un lapso  de horas. La portabilidad es un gran beneficio porque permite que el usuario las pueda transportar con él de un lado a otro de manera práctica. Están indicadas para mantener ciertas áreas del cuerpo calientes y para problemas musculares como lumbares, alivian el dolor aplicándola sobre la zona unos 30 minutos diarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.