mantas para bebés

Mantas para bebés, una protección ideal contra el frío

Se acerca el día en el que has sido invitada a ese baby shower de tu amiga más querida y no sabes qué regalarle, aquí te diremos que las mantas para bebés, son el regalo más lindo que una futura mamá pueda recibir.
Las mantas para bebés deben ser suaves, porque no solamente las vamos a usar en la camita o cunita, sino que ellas nos acompañarán en las primeras salidas, durante las tardes cuando salimos a pasear con el niño, o cuando asistimos a las consultas con el pediatra.
Las mantas para bebés pueden ser de muchas telas o fibras pero todas deben contener algodón para que estas no levanten alergias en los más pequeños.
Deben ser telas completamente lavables, y sencillas de higienizar, pero de todas maneras conviene tener más de dos mantas para bebés, para el caso que tengamos que usarlas y no estén secas.
En cuanto a las medidas hay que tener en cuenta que hay de todo, y además se pueden confeccionar de todas las medidas, por ejemplo mantas para el moisés, para la cuna, o para la cama, que la usarán hasta los tres años o más.
Los colores son por lo general los tonos pastel que muy bien combinan todos entre sí, y ya sabemos que los amarillos, rosas, blancos, celestes, y verdes son todos un amor para las confecciones de bebés.
Si hemos de regalar una manta para la cuna del bebe, asegurémonos de que esta sea la adecuada y la esperada, ya sea por color, por tamaño, o por marca, ese es un regalo muy bienvenido por las madres.

¿Dónde comprarlas?

Las podemos comprar en las casas especializadas para bebés, o niños, en algunos supermercados, en la Web, o tal vez si somos buenas en manualidades podemos coserlas nosotras o mandarlas a confeccionar con las telas adecuadas.
Hay muchas maneras de adquirir lindas mantas para bebés, elegiremos de acuerdo al presupuesto, la que más nos conviene.
Otros modelos de mantas para bebés, asemejan sacos eso las hace muy favorables, en el sentido que el bebé aunque patee mientras duerme, nunca se destape ya que él queda dentro de ellas, como en un sobre, son muy prácticas y no cuestan caras.
Una de las cosas que hay que tener en cuenta, para la compra, es la fecha del nacimiento del niño, ya que si nace durante el invierno, las mantas han de ser de más abrigo, que si nacen en las épocas de más calor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *