mantas para sofá

El estilo clásico y moderno de las mantas para sofá

Las mantas para sofá decoran e invitan a sentarse, a acurrucarse, a mirar una película, a conversar con amigos, o a estudiar en las noches de invierno, y hay de todo para ello, porque están las mantas para sofá de verano, de invierno y de primavera, que se diferencian además de por los colores, por sus texturas más o menos gruesas.
Las tenemos a nuestra disposición para verlas en la Web, en sus variedades, ya sean para el verano o la primavera, donde usaremos telas más livianas, como el hilo que es más común a todos, y de allí se desprenden en una variedad inmensa de colores.
A rayas, bordados, con figuras geométricas escocesas, y muchos otros diseños, las manas para sofá son una tendencia.
Las mantas para sofá de invierno invitan al abrigo junto a la estufa y la chimenea, o al caloventor que entibia el aire de tu sala, y nada mejor que verlas en esos sillones.
Para elegirlas podemos pensar en las telas que tienen caída, sean estas de verano o de invierno, pero que tienen una caída extra para que queden sencillamente espléndidas en la sala, además elijamos las que incluyen flecos, u otros detalles decorativos, como los pompones.

Las ventajas de estas mantas

Estas mantas para sofá renuevan el ambiente, les aportan el color que deseamos, y les darán más o menos luz de acuerdo a los tonos que escojamos, esta es una forma elegante de decorar el ambiente dando al mismo una calidez extra que por allí no se consigue con otros elementos decorativos, y además cumplen la función de abrigo.
En cuanto a precios de mantas para sofá, hay de todo, eso depende de lo que nos agrada, y de las telas elegidas, porque las hay muy caras de más de doscientos dólares, o las más baratas que no cuestan más que treinta o cuarenta dólares.
Un sillón deslucido pasado de moda, o incluso que ha perdido el color, se puede renovar con una linda manta colocada estratégicamente en él, por ejemplo en los apoya brazos, en las sentaderas, o en el respaldo, así como si lo hubiéremos dejado sin mirar.
Pero tendremos que ser cautos en la elección de los colores del ambiente, así que si el lugar tiene colores muy fuertes, optemos por los más sencillos y engamados. Hay mantas de estilo rústico, de estilo vanguardista, clásicas, de campo o muy antiguas, es decir que hay para todos los gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.