manteles grandes o individuales

¿Manteles grandes o individuales?

Desde que éramos pequeños estábamos acostumbrados a comer sobre aquella mesa grande con un mantel que la cubría completamente, con el correr de los años se hicieron presentes los individuales, los cuales se utilizaban solo cuando tenía lugar el almuerzo o la cena. Luego, la mesa volvía a quedar descubierta.

Muchos hoy se preguntan ¿Qué conviene más?; lo cierto es que no existe una sola alternativa, sino que podemos optar por ambas, siempre dependiendo de la situación que se trate. Por ejemplo, si somos anfitriones de una cena forma y en la mesa se visualizarán vajilla de porcelana y accesorios de plata, el uso de un individual no sería correcto. Aquí debe optarse por un mantel grande, que combine con el resto de la decoración. Pero si nos disponemos a compartir un almuerzo informal con nuestra familia, la solución práctica y económica, es ubicar los individuales en la mesa. Una vez que se termina de almorzar, se llevan a la cocina, se limpian, y quedan en perfectas condiciones para volver a ser utilizados en situaciones similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *